LAS ESCUELAS DEL LIBERALISMO LIBERTARIO (LIBERTARISMO) Y SU INFLUENCIA EN EL LIBERALISMO POSTMODERNO

LAS ESCUELAS DEL LIBERALISMO LIBERTARIO (LIBERTARISMO) Y SU INFLUENCIA EN EL LIBERALISMO POSTMODERNO

Fernando Rivero

Introducción.
En este artículo vamos a tratar de hacer una genealogía ideológica del liberalismo libertario, que resumiremos con el término “libertarismo”, que constituye la ideología posmoderna hegemónica en el mundo globalizado. Por sintetizar, hemos obviado los clásicos del liberalismo. Como dice Duguin en La Cuarta Teoría Política (Ediciones Fides), el liberalismo es la 1ª teoría política de la modernidad, surgida en el siglo XVIII con Adam Smith. La 2ª teoría política de la modernidad es el marxismo, surgida en el siglo XIX. Sin embargo, vamos a tratar de los fundamentos ideológicos del liberalismo, del neoliberalismo, del anarco-capitalismo y del libertarismo a través de diferentes “escuelas” o grupos académicos del siglo XX que han desarrollado toda una base teórica que justifica desde la no financiación de la escuela pública a la globalización, del aborto y el ateísmo a la inmigración masiva. El capitalismo no se mantiene solo porque los más ricos del mundo manejan las finanzas mundiales, sino que se mantiene y se expande gracias a todo un entramado ideológico que le sirve de justificación, surgido en universidades germanófonas (Viena y Fráncfort) hasta los años 30 y continuado en universidades anglófonas (Londres, Chicago y Nueva York principalmente) tras la II Guerra Mundial. Este entramado ideológico está formado por institutos de investigación adscritos o no a universidades, especialmente estadounidenses, revistas, partidos políticos, laboratorios de ideas o think tanks, lobbies, webs, blogs, canales de youtube, etc. De este modo, los grandes capitalistas no solo se enriquecen cada vez más, sino que lo hacen sin remordimiento alguno, pues tienen una “justificación moral”, como vamos a ver al final de este artículo.

Escuela austríaca de economía o Escuela de Viena: Hayek y otros (1871). Liberalismo económico de la primera mitad del siglo XX.

Se puede decir que la Escuela austríaca de economía nació en Viena (Imperio Austro-húngaro) en 1871 con la publicación del libro Principios de economía por Carl Menger, donde se desarrollaba la teoría del marginalismo (el concepto de utilidad marginal, Grenznutzen, término creado por Friedrich von Wieser, se define como el grado de satisfacción que proporciona al consumidor un producto, de modo que cuanto más consumimos de un producto, menor es la utilidad marginal que nos aporta una unidad adicional de ese producto). Según el economista y ministro de finanzas austríaco (1919-20), Joseph Schumpeter, los antecedentes de la Escuela austríaca de economía se remontan a la Escuela de Salamanca (siglo XVI), fundadora de la ciencia económica. El nombre de “Escuela austríaca” fue dado peyorativamente por Gustav von Schmoller, uno de los líderes de la Escuela Historicista de Economía alemana, de inspiración hegeliana, queriendo indicar por austríaca, provinciana. Sin embargo, el término (igual que el término Big bang, que se debe al astrofísico inglés Fred Hoyle, un detractor de la teoría de la gran explosión, que trataba con dicho término de ridicularizarla) fue apropiado por los propios seguidores de la Escuela de Viena. La teoría marginalista, con diversos antecedentes en autores italianos del siglo XVIII y en otros del XIX, fue desarrollada formalmente en la década de 1870 también por Jervens en Inglaterra y por Walras en Suiza, pero Menger le aportó un enfoque diferente, que hizo que su escuela también se conociese como Escuela psicológica de Viena (no confundir con la escuela psicoanalítica de Sigmund Freud).

Un destacado seguidor de Menger fur Ludwig von Mises, ciudadano del Imperio Austro-húngaro de origen judeo-ucraniano, en 1940, bajo el paraguas de la fundación Rockefeller y huyendo del nacionalsocialismo, arribó a EE UU. Fue uno de los principales ideólogos del movimiento libertario estadounidense (la palabra libertario en España se suele entender como sinónimo de anarquista, pero en EE UU, el libertarismo o libertarianism es una versión radical del liberalismo) a favor del mercado libre, y promotor de la praxeología o metodología consistente en buscar la estructura lógica de la acción humana consciente de un modo apriorístico. Como miembro destacado de la Escuela austríaca, llevó a cabo numerosos seminarios, en la década de los 20 y principios de los 30, en lo que participaron, entre otros, Friedrich Hayek, el más famoso de los economistas de esta escuela (“Premio Nobel” de Economía compartido en 1974), para el que la justicia social era un concepto vacío, como nos recuerda Diego Fusaro (El Contragolpe, Ediciones Fides, 2019), Oskar Morgenstern, que junto al matemático John von Neumann, fundó la Teoría de Juegos, y Abraham Wald, matemático judío que hizo importantes aportaciones a la Teoría de la Decisión. Mises y Hayek defendían que sin precios monetarios ni propiedad privada, es imposible el cálculo económico, pero mientras el primero creía que la economía neoclásica (integración de la economía clásica, la de Adam Smith, David Ricardo, Karl Marx o Thomas Malthus, con el marginalismo) era irremediablemente defectuosa, el segundo acepta mayoritariamente la metodología neoclásica e incluso una cierta intervención del estado en la economía, a pesar de ser un defensor del laissez-faire. Otros destacados seguidores de la Escuela austríaca, fueron el británico Israel Kirzner, muy ligado al libertarismo, y Murray Rothbard, judío neoyorquino, promotor del libertarismo de derechas o anarco-capitalismo. También Henry Hazzlit, autor de The Failure of the New Economics (1959), una crítica implacable al trabajo del famoso economista John Maynard Keynes The General Theory of Employment, Interest and Money (1936). Alineado con Mises y Rothbard tenemos en España al profesor de la Juan Carlos I, Jesús Huerta de Soto, y al Partido Libertario, fundado en 2009 (¿Qué pensarán los anarquistas de la CNT de la utilización del término “libertario”, asociado históricamente en España a la CNT/FAI, por un partido liberal, defensor del capitalismo más acérrimo?).

Muchas de las conclusiones de la Escuela austríaca de la primera ola fueron absorbidas por la economía ortodoxa (mainstream economy), como los conceptos de utilidad marginal, costo de oportunidad y preferencial temporal, así como la teoría de los ciclos económicos o la crítica a la economía marxista. Todo ello es economía descriptiva, que trata de construir la ciencia económica, aunque cuando se desliza hacia la economía normativa o ideológica (leer el libro de Laureano Luna, Economía para socialistas y patriotas, para entender la diferencia entre ambos tipos de economía), el intento científico de hacer ciencia deriva en pura pseudociencia. Sin embargo, muchas webs e influencers españoles ubicados generalmente en la derecha liberal promueven un anarco-capitalismo o libertarismo, emanados directamente de la Escuela austríaca y sus secuelas, como el neoliberalismo (aunque Milton Friedman renegara de la escuela austríaca), que como dice Laureano Luna “es una intrusión solapada de la ideología en la economía, es decir, intenta presentar como ciencia lo que es ideología” (http://www.ladialecticanacional.es/entrevista-a-laureano-luna/).

Círculo de Viena (1921-36). Popper y la sociedad abierta.

El Círculo de Viena (Wiener Kreis) para un empirismo lógico fue un círculo de científicos y filósofos de la ciencia, que desarrollaron el positivismo lógico o neopositivismo, viene a cuento aquí un poco tangencialmente. No tanto por sus miembros, sino por un filósofo que se relacionó con dicho círculo. Entre los miembros del Círculo destacaron Richard von Mises, hermano menor de Ludwig, mencionado como uno de los principales miembros de la Escuela austríaca de economía, Karl Menger, hijo de Carl, fundador de la misma escuela, el matemático judío vienés Gustav Bergmann, el lógico matemático Kurt Gödel, famoso por demostrar dos famosos teoremas de incompletitud. En la periferia del Círculo encontramos a Ludwing Wittgenstein, que procedía de una familia judía muy rica, la segunda del Imperio austro-húngaro, tras los Rothschild, reconocido filósofo del lenguaje, y a Karl Popper, que es el principal autor a considerar en el asunto que nos atañe. La fuerte presencia de judíos en el Círculo hizo que éste no resistiera la presión del ascenso del nacionalsocialismo en Austria a finales de los 30, siendo la Enciclopedia universal de la ciencia unificada (1939) su última publicación.

Karl R. Popper fue un filósofo de la ciencia y de la sociedad, vienés de origen judío, aunque nacido luterano, él se consideraba agnóstico y anti-nacionalista, por tanto, anti-sionista, estando en contra del Estado de Israel, acusando a los sionistas de racistas. Tras su tesis doctoral y capacitación para enseñar Física y Matemáticas en 1929, tomó contacto con el Círculo de Viena, pero de un modo crítico, cuestionando algunos de sus planteamientos, por lo que permaneció en la periferia de dicho círculo. La principal obra de Popper en filosofía de la ciencia, La lógica de la investigación científica, en alemán Logik der Forschung (1934) fue publicado por el Círculo de Viena. Con el ascenso del nacionalsocialismo, se exilió en Christchurch (Nueva Zelanda), donde escribió la obra por la que le traemos aquí: La sociedad abierta y sus enemigos, en alemán Die offene Gesellschaft und ihre Feinde (1945), donde critica el historicismo teleológico de Platón, Hegel y Marx, de los que dice que son los enemigos más influyentes de la democracia y de la “sociedad abierta”. Entre los promotores del libro estaban Friedrich Hayek, ya citado, como el miembro más famoso de la Escuela austríaca de economía, que quería introducir a Popper en la prestigiosa London School of Economics. Sin embargo, el concepto de sociedad abierta no lo creó él sino el filósofo francés de origen judeo-polaco Henry Bergson (Premio Nobel de Literatura 1927), para referirse a una sociedad no autoritaria, con prevalencia de los derechos humanos. Según Popper, ejemplos de sociedades abiertas son las democracias y de sociedades cerradas las dictaduras, teocracias y monarquías absolutas. Se considera a Popper, con su desarrollo del concepto de sociedad abierta como el maestro del milmillonario George Soros.
Escuela de Fráncfort: Weil, Horkheimer, Adorno, Fromm, Habermas y Marcuse. (1923). Renovación del marxismo y puente con el libertarismo.

Parece contradictorio presentar a la Escuela de Fráncfort (Frankfurter Schule) como una fuente ideológica del liberalismo actual, cuando nació del marxismo (de hecho, a diferencia de Popper que, como hemos visto, calificó a Hegel y a Marx de enemigos de la democracia, los filósofos de Fráncfort, se nutren básicamente de estos filósofos alemanes, junto al austríaco Freud). Sin embargo, la revisión crítica que hace del marxismo, las influencias freudianas y el abandono de la clase proletaria como sujeto revolucionario, así como la evidente influencia en el 68 francés, del cual bebe toda la progresía libertaria actual, hacen que por paradójico que parezca y, a pesar de sus diferencias con la Escuela de Viena, en lo que se refiere a liberalismo económico y marxismo, y con Karl Popper, la Escuela de Fráncfort merezca conocerse para entender la ideología postmoderna, donde desde el centro izquierda a la extrema izquierda se impone la sustitución de la clase obrera como sujeto revolucionario por las minorías “oprimidas”: mujeres, individuos LGBTI+, inmigrantes sin papeles, minorías raciales, etc.

La Escuela de Fráncfort es la denominación informal del Instituto para la Investigación Social ((Institut für Sozialforschung), adjunto a la Universidad de Fráncfort, fundado en 1923 por el profesor marxista de Derecho, Carl Grünberg, de la Universidad de Viena, financiado por uno de sus miembros Félix Wiel, hijo del principal exportador de grano de Argentina. Desde su fundación, el núcleo de esta escuela aunaba la doble condición de marxistas y de judíos, lo que les acabaría trayendo problemas con el nazismo, forzándoles al exilio, la mayoría buscaron acogida en los EE UU, de donde algunos regresaron tras la II Guerra Mundial. Sus orígenes filosóficos hay que buscarlos en la tradición filosófica alemana (Kant, Hegel y Marx) y en algunos filósofos judíos germanoparlantes, como Freud, Simmel o Lukacs. En la primera generación de la Escuela de Fráncfort eran judíos o de ascendencia judía los fundadores Carl Grünberg, Félix Weil y Friedrich Pollock, además de Max Horkheimer, Theodor Adorno, Herbert Marcuse, Erich Fromm, Walter Benjamin, Otto Kirchheimer, Leo Löwentahl, Franz Leopold Neumann, Henryk Grossman y Ernst Bolch. En la segunda generación de la Escuela de Fráncfort, tras la II Guerra Mundial, ya aparecen filósofos no judíos como Jürgen Habermas, promotor del patriotismo constitucional. Habermas, cuyo padre era miembro del NSDAP desde 1933, fue Jungvolkführer, es decir, líder de la Deutsches Jungvolk in der Hitler Jugend (DJ), sección de la HJ para los niños de 8 a 14 años. A pesar de estos orígenes, a partir de 1956 estudió filosofía y sociología con Horkheimer y Adorno en Fráncfort, que en 1949 habían retornado a Fráncfort. Sin embargo, se fue desencantando de la Escuela de Fráncfort y acabó su trabajo de habilitación en Marburgo.

De todos los filósofos y sociólogos de la Escuela de Fráncfort que más han influido en mayo del 68 francés y en los movimientos contraculturales estadounidenses de los 60, y por tanto, en la ideología posmoderna, destaca Marcuse, cuya obra nos es introducida por José Alsina didácticamente en el número 33 de la revista Nihil Obstat. Como nos dice Alsina en su artículo de esta revista Notas para una caracterización de la izquierda posmoderna, en la obra de Marcuse destacan la recuperación de Hegel, la síntesis de marxismo y de psicoanálisis, la crítica de la sociedad de consumo y del hombre unidimensional y (esto es lo que más nos interesa aquí) la búsqueda de nuevos sujetos revolucionarios, rechazando al proletariado como clase revolucionaria. En fin, en la genealogía de la Nueva Izquierda y sus propuestas libertadoras de minorías “excluidas” y cuyos principales ideólogos han sido, entre otros, Noam Chomsky o Daniel Cohn-Bendit (Daniel el Rojo), surgida en los 60, encontramos a Marcuse y la Escuela de Fráncfort. El libertarismo, no en sus aspectos económicos sino sociales, que se implanta progresivamente en las sociedades posmodernas surge de aquí, por lo que es muy común que antiguos trotskistas hayan devenido en liberales

Escuela de Economía de Chicago: años 50 a 90. Friedman. Neoliberalismo.

En la década de los 40 Hayek tomó contacto con los economistas de la Universidad de Chicago, teniendo un papel fundamental en la transformación del pensamiento económico de Milton Friedman, líder del grupo de economistas que popularmente se acabó conociendo como la Escuela de Chicago. También tuvo gran influencia sobre Aaron Director (cuñado de Friedman) en la implementación del Programa “Derecho y Sociedad” en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago. Hayek, Friedman, Popper, L. von Misses, Harper (ver más abajo) y otros economistas de la Universidad de Chicago formaron en 1947 la SMP (Sociedad Monte Pelerin, llamada así por el monte en el que estaba el hotel suizo donde se reunieron), que defiende las políticas económicas de mercado libre y los valores de la sociedad abierta. Esta sociedad fue presidida ente 2014 y 2016 por el liberal español Pedro Schwartz, discípulo de Popper durante su estancia en la London School of Economics y director de doctorado de Jesús Huerta de Soto. Promueve sus ideas liberales a través de periódicos digitales como Libertad Digital o think tanks como el Instituto Juan de Mariana (que toma su nombre de un representante tardío de la Escuela de Salamanca), patrocinando un Máster de Economía de la Escuela Austríaca en la Juan Carlos I, del que obtuvo el Premio anual en 2014, o FAES, think tank o laboratorio de ideas vinculado al PP y presidido por Aznar (la sección internacional de FAES es dirigida por la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo).

Friedman, uno de los economistas más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, fue galardonado con el “Nobel de Economía” (Premio del Banco Central Sueco en Ciencias Económicas en Honor de Alfred Nobel, no es técnicamente un Premio Nobel, al contrario que los demás, pues Nobel no privilegió a la Economía como merecedora de premios) en 1976 por sus investigaciones en el análisis del consumo, historia monetaria y complejidad de las políticas de estabilización. No podemos desarrollar aquí toda la teoría de Friedman, pero nos conformaremos con decir que fue un típico representante del monetarismo (corriente del pensamiento económico que destaca la influencia del dinero sobre la economía), de la defensa del laissez-faire (minimización del papel del Estado en la economía), y que sus enseñanzas influyeron decisivamente en los Chicago Boys, o economistas sudamericanos, la mayoría chilenos, formados en la escuela neoliberal de Friedman, que llevaron a cabo la aplicación de las políticas neoliberales en el Chile de Pinochet, llevando a un aumento del desempleo, aumentando la desigualdad, etc. (el 3 de marzo de 2014, Michael Ahn Paarlberg, profesor de ciencias políticas de una universidad de Virginia, escribía en The New Republic: “El “milagro económico” que Milton Friedman atribuyó a Pinochet es una de las narrativas más falsas de la historia económica moderna”, en el artículo

https://newrepublic.com/article/116799/egypt-does-not-need-pinochet).

Por otro lado, Friedman y su escuela influyeron poderosamente en las políticas económicas de Ronald Reagan y de Margaret Thatcher (para conocer los estragos que las políticas neoliberales de la Thatcher con desmantelamiento de servicios públicos y privatizaciones tuvieron sobre la clase trabajadora británica nada mejor que asistir a las películas de Ken Loach). Otro de los Chicago boys es Paulo Guedes, cofundador del think tank liberal Millenium, gurú económico de Bolsonaro y ministro de economía brasileño en 2019.
El Instituto para Estudios Humanos de Floyd Arthur Harper (Virginia).

El Institute for Humane Studies (IHS) fundado en 1961 por Harper es una organización académica libertarista (hay más de una veintena de think tanks libertaristas estadounidenses que forman un entramado ideológico de poder académico, mediático y político). En los años 70 Murray Rothbard dio en el Instituto algunas conferencias promoviendo la economía de la Escuela austríaca.

Ayn Rand y su escuela/secta objetivista (libertarista/globalista): el Ayn Rand Institute
La filósofa y escritora estadounidense nacida en San Petersburgo, Alisa Z. Rosenbaum (Алиса Зиновьевна Розенбаум), más conocida por su seudónimo Ayn Rand fundó la Escuela Objetivista, basada en tres pilares: el egoísmo racional (según su punto de vista el altruismo es un vicio, que puede llevar al colectivismo o propiedad comunal de los bienes), el individualismo y el capitalismo en estado puro del laissez-faire (que el Estado “deje hacer” y no se inmiscuya en el libre mercado). Aunque su ideología está en la base del libertarismo contemporáneo, ella despreciaba a los libertaristas, a los que calificaba de “hippies derechistas”.

Rand es autora de culto en Sylicon Valley (https://disidentia.com/es-ayn-rand-la-intelectual-del-momento/, un artículo que reivindica a Rand como abanderada contra el “colectivismo postmoderno”, y https://retina.elpais.com/retina/2018/01/16/tendencias/). Los grandes del tecno-capitalismo adoran la novela distópica de Rand La rebelión de Atlas (Atlas Shrugged), 1957, en la que Rand describe unos Estados Unidos donde reina el colectivismo y la intervención estatal en la economía, en la que los grandes empresarios se rebelan, llevando a cabo un lockout o cierre patronal, paralizando el país (hay que recordar que algo parecido pasó en el Chile de Allende, allanando el paso al golpe de Pinochet). Rand le da una justificación “ética” al capitalismo, de modo que las grandes fortunas tecno-capitalistas se sienten muy a gusto con los planteamientos de la filósofa objetivista. Esta novela ha sido calificada por el sacerdote y periodista Giles Fraser como “pornografía barata del lado más repugnante del capitalismo” (Theguardian.com, 13 de agosto de 2012; ).

Rand defendía el ateísmo, el individualismo (aborto, comercio de drogas, distribución de revistas o películas pornográficas, etc.) y el capitalismo, todo ello está en la base de la lucha del Capitalismo global contra las religiones (como dice Fusaro: no hay actualmente una guerra de religiones, no es el Islam el que está en lucha contra el Cristianismo, sino el capitalismo contra ambas, por lo que le viene muy bien que ambas se vean como enemigas y se debiliten mutuamente, saliendo más fortalecido de esta “guerra” el capitalismo). Su defensa del capitalismo influyó notablemente en Milton Friedman y en Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal estadounidense de 1987 a 2006, que estuvo en el núcleo del colectivo objetivista.

De entre las personalidades fuertemente influidas por Rand abundan los de origen judío como la propia Rand: Friedman, Greenspan, Peikoff o Reisman, pero además otros hombres influyentes, como el sueco Norberg o el estadounidense Wales. El núcleo más cercano a Rand formó el movimiento objetivista, con características sectarias, según han denunciado numerosos autores, incluso como una secta esencialmente contradictoria pues no casa bien el individualismo predicado por Rand y la asociación totalitaria de culto a la propia Rand.
Repasemos brevemente algunos de los escritores famosos objetivistas:

Natahaniel Branden, nacido como Natahn Blumenthal, en Canadá, fue un famoso psicoterapeuta y prolijo autor de libros de autoayuda, fue pareja sentimental de Rand, siendo ella 25 años mayor que él. Tras su ruptura sentimental (1968) fue expulsado del movimiento objetivista, pero siguió defendiendo los principios del ultracapitalismo, criticando la educación pública por gastar dinero procedente de los impuestos (“con mis impuestos no tengo que pagar la educación de los hijos de los demás”). Estuvo afiliado al Partido Libertario estadounidense (este partido, por el que se presentó en 1980 para la presidencia de los EE UU David Koch, muerto el 23 de agosto de 2019, hecho reseñado en el interesante artículo del diario El País

(https://elpais.com/internacional/2019/08/24/actualidad/1566632433_383118.html,

alcanzó más de un 3% de votos en las Presidenciales de 2016, siendo actualmente el tercer partido más importante estadounidense).

Alan Geenspan, expresidente de la Reserva Federal, estuvo en el núcleo duro del movimiento objetivista, muy cercano a Rand. Su labor al frente de la reserva Federal ha sido muy criticada por su papel en la aparición de la Gran recesión o Crisis Financiera de 2008, por haber permitido la proliferación de derivados financieros como opciones o futuros.
George Reisman es un profesor neoyorquino de economía, que obtuvo su doctorado bajo la supervisión de Ludwig von Mises. Defensor a ultranza del capitalismo, es autor de un tratado sobre el capitalismo: Capitalism: A Treatise on Economics (1996), cuyo antecedente fue un libro publicado en 1979 y elogiado por Hayek: The Government Against the Economy. En su obra capital de 1996 hace una síntesis entre los clásicos liberales anglófonos como Adam Smith, David Ricardo, James Mill y su hijo John Stuart Mill (padrino ideológico del filósofo Bertrand Russell), con los economistas “austríacos” como Mises. Aunque ya no está en el Ayn Rand Institute, se sigue declarando objetivista.

Leonard Peikoff es un filósofo nacido en Canadá y naturalizado estadounidense que heredó el legado de Rand y los derechos sobre sus obras, tras acercarse a ella, tras la expulsión de Branden. Creó en 1985 el Instituto Ayn Rand para difundir el objetivismo.

Johan Norberg, intelectual sueco que promueve el capitalismo global y la inmigración. Muy influido, tras una etapa juvenil anarquista, por el libertarismo de John Locke, Mises y Rand, tiene publicado un libro en español: En defensa del capitalismo global (2005), elogiado en libertaddigital.com. Produjo un documental cantando las “bondades” de la globalización que fue emitido por Telemadrid en 2007: Globalisation is good.

Jimmy Wales, cofundador estadounidense de la Wikipedia. Administró durante su etapa universitaria un foro de discusión objetivista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s